Mujeres reales por el mundo – Irene

¡Hola! ¿Como están?  Los días van volando ya mañana es viernes, necesito que vuelen mas porque ya quiero el buen tiempo 🙂 . Ahora en Mujeres reales por el mundo conoceremos a Irene Camacho. Ella es una de las primeras chicas que conocí cuando me vine a vivir a Madrid, y le tengo que agradecer todos los consejillos que me dio, porque me sentía perdida en esta gran cuidad. ¡Gracias guapísima! porque por ti me gustan las medias de colores y conocí la marca deliplus.

Esta es su historia:

El mayor cambio de mi vida

Hace siete meses que volví de Alemania. En 2010, mi marido solicitó hacer un curso en Alemania. Después de hacernos muchas ilusiones pensando que le habían seleccionado, le dijeron que no: así que seguimos con nuestras rutinas y yo empecé un máster (Maestría) en la Universidad Autónoma de Madrid.

Dos meses antes de que empezara el curso en Alemania, mi marido me llamó a las ocho de la mañana para decirme: “Nena, que nos vamos a Alemania”. Recuerdo que estaba en el baño, maquillándome, así que traté de seguir arreglándome sin perder demasiado la calma,  y bajé las escaleras de la segunda planta de casa para ir al salón (sala): rezando para que no hubiera tirado el contenido de la papelera del escritorio.

Gracias a Dios, no lo había hecho. Allí, entre recibos de compra y apuntes en sucio, encontré una bola de papel muy arrugada. ¡Menos mal que no lo había hecho trozos en un ataque de tristeza. La alisé y me fui a la cocina para colgarla de los imanes de Star Wars de la nevera. Era la lista de cosas que tendríamos que haber empezado a preparar hace meses si nos hubieran dicho que nos íbamos a Alemania. Ahora tendríamos que hacerlo todo en pocas semanas… Guardé todas nuestras cosas en cajas y las dejamos en la casa del pueblo de mis suegros. Limpiamos el piso en el que vivíamos y le devolvimos las llaves al casero. Pasamos nuestra última noche en España en casa de mis padres y al día siguiente nos fuimos con ocho maletas en el coche a vivir la experiencia de vivir en el extranjero.

Finalmente, estuvimos fuera diecisiete meses. En agosto del año pasado, mi marido terminó el curso y volvimos a España. Pero en vez de hacerlo a la ciudad en la que hemos vivido toda nuestra vida, Madrid, elegimos Sevilla. Desde entonces, vivo permanentemente enamorada de esta ciudad.

Su día a día

Ahora estoy haciendo el Máster (Maestría) de Escritura Creativa de la Universidad de Sevilla. Además, formo parte de un voluntariado en que hacemos de cuentacuentos para los niños en un hospital y me acabo de apuntar a un club de lectura.

Estudié Filología Hispánica porque me gustaba la literatura pero en realidad quería ser profesora de español para extranjeros. Me gusta leer, la fotografía, viajar, el cine, el teatro, los musicales….., y cuando vivimos en Alemania descubrí la necesidad de escribir y volver a tener animales. Me encanta estar con mi marido pero paso mucho tiempo sola y los animales hacen mucha compañía. Ahora mismo tenemos dos jerbos alemanes: Paco y Fito, y un conejo sevillano: Shelly.

irene 2

irene 1

 Su ropa y su estilo

De las ocho maletas que nos llevamos a Alemania, no había ninguna que estuviese llena de ropa mía. Mi marido hizo una criba de todo lo que yo creía necesario llevar. Así que poco a poco, a dos mil kilómetros de Madrid, me di cuenta de que en realidad no se necesita mucha ropa para vestir sino poder y saber combinarla.
Mi problema era que, aunque tuviese bastante ropa: había mucha que hacía tiempo que ya no me ponía porque tenía varios años y, además, era imposible combinar. Con tiempo y paciencia, empecé a hacerme una idea de cómo era mi cuerpo realmente, qué era lo que más me favorecía y con qué me sentía más cómoda y a gusto. Así, fui dando más forma a mi estilo.

Hasta entonces había comprado ropa que me había llamado la atención porque era diferente, más o menos alternativa, rockera, heavy… Y, por otro lado, también tenía ropa para ir más arreglada pero con la que me sentía totalmente diferente: seria y excesivamente formal.  Mi armario era un collage de prendas compradas en diferentes años, estilos y con muchos arreglos que hacer para que me favoreciera completamente.

Durante el invierno en Alemania llegamos a -17 grados. Toda la ropa de invierno que llevaba no me servía de nada. Busqué en internet y encontré la solución: la teoría de las capas. Me compré una plumas de temperaturas bajas, unas botas forradas por dentro y complementos para el frío: leggings gorditos, calzas gorditas, gorros de lana… Y, debajo, ropa normal que podría llevar el cualquier sitio.

Alguna de esa ropa (como mi amado plumas) no puedo usarlo en Sevilla porque me moriría de calor pero sigo usando la teoría de las capas. En Alemania, el tiempo es muy variable, así que llevaba ropa que pudiese quitarme o ponerme fácilmente si llovía, subía un poco la temperatura o refrescaba.

En Sevilla, el sol calienta mucho (todo lo contrario al tímido sol alemán) pero también hay bastante humedad, con lo que hay que cuidarse mucho del frío. Aquí he sustituido el abrigo de pluma por abrigos cortos de entretiempo, los leggings por medias y las calzas de invierno por calzas de entretiempo.

Respecto a mi estilo…

Mi estilo es muy personal. Supongo que muchas mujeres diremos lo mismo pero lo cierto es que no se me ocurre otra forma de definirlo en una palabra. Mi marido lo hace en dos. Dice que antes era “alternativo” y ahora es “pijo-alternativo”.  Pijo (niña nice, posh)

Dos tipos de prendas que me gustan mucho son los vestidos cortos y los shorts porque tengo las piernas largas, así que es una forma de sacar provecho a mi punto fuerte. Tengo muchas medias de colores y de fantasía, que combino según el estilo de los vestidos y los colores. También me gustan mucho las calzas porque me parecen un complemente muy femenino y sexy. Aunque un día pueda (o tenga) que ir más arreglada, suelo tratar de llevar algo que le dé al look un toque más desenfadado, más alternativo. Puede ser que los colgantes, un pañuelo, un broche, un pin, etc. Algo personal, diferente.

También me gustan mucho las botas altas con un poquito de tacón para el día a día y los botines con tacón para salir.

Algo a lo que ahora doy más importancia es a los complementos: siempre llevo reloj, pendientes y, la mayoría de las veces: un colgante y una o varias pulseras. Trato de que vayan a juego con la ropa o, que hagan contraste con el conjunto.

Hace años vestía mucho de negro, algo que ahora evito siempre que puedo. Trato de vestir con colores alegres y  diferentes a los clásicos looks de azul marino, marrón y gris.

irene 5

irene 4

irene 3

Sus Trucos

Algo que me ha resultado muy práctico a la hora de elegir mis looks es fotografiarme en casa haciendo diferentes combinaciones: poniendo una falda con un top, y cambiando el segundo por una camisa, la primera por un top… La verdad es que me he llevado algunas sorpresas al cargar las fotos en el ordenador. Además, viene bien si un día tienes prisa y no recuerdas cómo combinar esa blusa de colores imposibles que te compraste en las rebajas… Miras la foto y listo 😉 Hay mujeres que dicen que una forma de ahorrar tiempo a la hora de vestirte es dejar las combinaciones de prensas hechas en el armario. El problema es que esto no siempre es compatible con la teoría de capas, y menos cuando entran en juego diferentes complementos.

Sus indispensables

Todos los días, o casi todos, después de ducharme, me hidrato la piel con crema corporal del Mercadona. Hay veces que uso la de aceite de oliva y otras la de aceite de argán. Otro producto del que no puedo prescindir, además de la crema solar para la cara y el gel limpiador (que me doy por las mañanas, al levantarme, y por las noches, antes de darme la crema de noche) es el aceite y el sérum para el pelo. Normalmente, me aplico el aceite con el pelo húmedo, y el sérum cuando está seco.

Excepto el limpiador facial y la crema solar, lo demás lo compro todo del Mercadona: el cual eché mucho de menos en Alemania 🙂

¡ Gracias Irene ! por compartir tu historia con nosotras. Estoy segura que tus recomendaciones nos servirán a muchas. Porque somos mujeres reales,siempre bellas, con nuestra vida, nuestras historias, nuestros trucos y valemos por lo que somos y hacemos. Besitos a todos y no te olvides de comentarme.

Sigueme en Facebook

Anuncios

6 pensamientos en “Mujeres reales por el mundo – Irene

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: